Esterilidad/Fertilidad

Una proteína sería responsable de los fracasos en la reproducción asistida

La técnica de edición genética CRISPR-Cas9 ayuda a conocer mejor los mecanismos moleculares que intervienen en la embriogénesis y, en consecuencia, podría tener una futura repercusión “sobre los tratamientos de reproducción asistida y la comprensión de por qué algunos embarazos no evolucionan adecuadamente”, tal y como ha Kathy Niakan, investigadora del Instituto Francis Crick de Londres (Reino Unido).

Antes de iniciar el estudio, para el que debieron obtener el permiso de la Autoridad Británica de Fertilización Humana y Embriología y un comité de bioética, los investigadores estudiaron durante meses el desarrollo embrionario en células madre embrionarias humanas y también en modelos de ratón.

Tras comparar las diferencias entre humanos y animales, los científicos observaron que la proteína OCT4 producía efectos distintos en las especies. En humanos, no era posible alcanzar la fase de blastocito sin su acción, mientras que los ratones a los que se les había editado el ADN sí eran capaces de progresar en esa fase, si bien el desarrollo también se detenía más adelante.

“Este trabajo ha permitido descubrir que uno de los genes más importantes en el desarrollo embrionario temprano parece funcionar de forma distinta en ratones y en humanos, una conclusión que no hubiéramos podido obtener simplemente abordando el experimento en ratones”, señala Lluis Montoliu, investigador del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC), quien subraya “lo acertada que fue la decisión de permitir realizar estos experimentos, tras obtener los permisos correspondientes”.

“Si queremos entender cómo se desarrollan los embriones humanos deberemos experimentar con estos embriones humanos, producto de clínicas de infertilidad, supernumerarios y donados por las parejas que los poseen para la investigación. Todo ello bajo supervisión y aprobación de los comités éticos y de garantías correspondientes”, remarca.

Los científicos inactivaron la proteína OCT4 en un experimento con 41 embriones humanos donados por parejas que los habían congelado para un posible tratamiento de reproducción asistida. Siguieron su evolución durante una semana y, después, analizaron los resultados.

Normalmente, tras la fecundación, el cigoto comienza a dividirse progresivamente hasta que, transcurridos siete días, se forma una unidad de entre 200 y 300 células que se conoce como blastocito. Parte de las células del blastocito continúan evolucionando para formar el feto, mientras que otras se diferencian en las células que formarán la placenta, entre otras estructuras.

Sin embargo, al estudiar la evolución de los embriones editados, los investigadores comprobaron que el desarrollo no se producía de forma adecuada y no llegaba a alcanzarse correctamente la etapa de blastocito. Sin la acción de OCT4, la embriogénesis no se desarrollaba adecuadamente. Además, también se alteraba la expresión de otros genes importantes tanto en el desarrollo de la placenta ( CDX2) como del epiblasto, las células que darán lugar al futuro feto.

En ese sentido, señalan los investigadores, el estudio también ha mostrado que OCT4 cumple un papel fundamental a la hora de mantener la pluripotencia celular en la fase inicial del desarrollo, a partir de la que irán derivándose las diferentes líneas celulares.

Miguel Manzanares, que investiga el desarrollo embrionario en el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), refiere que esta es “una demostracion de que CRISPR-Cas9 puede usarse para evaluar la función genética en las primeras etapas del desarrollo”.

“El equipo ha hecho un desarrollo técnico exquisito para demostrar cómo funciona el sistema y optimizarlo, por lo que será la base para nuevos estudios. Va a establecer el patrón en esta área de experimentos”, añade.

Fuente: http://www.tynmagazine.com/una-proteina-seria-responsable-de-los-fracasos-en-la-reproduccion-asistida/

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *