Actualidad

Infecciones de orina y relaciones sexuales

Infecciones de orina y relaciones sexualesTras varios estudios, se ha visto que en mujeres jóvenes, factores como la actividad sexual reciente, la frecuencia de esta y el número de parejas sexuales, aumentan de manera significativa la incidencia de infecciones urinarias, así como también los varones pueden presentar infecciones urinarias relacionadas con el sexo anal.

Ningún estudio ha probado claramente que el “E.coli” (bacteria que causa el 80% de las infecciones urinarias en la mujer) se transmita entre las parejas sexuales y pueda ser el origen de la colonización sexual.

Según Javier Cambronero, urólogo del Hospital Quirón San José de Madrid, la bacteria procede de la flora que coloniza la vagina y la uretra de la mujer, por tanto, no pueden considerarse una ETS. Así pues, las infecciones de orina no se transmiten por vía sexual, ya que el varón no transmite la bacteria a la mujer a través del coito ni viceversa, pero esta bacteria, lo que si puede hacer es favorecer las infecciones urinarias. Pues con el coito la uretra es exprimida, haciendo que su contenido pueda ir hacia la vejiga y por tanto, favoreciendo la entrada de bacterias en la vejiga.

SINTOMAS
Los síntomas más frecuentes que pueden aparecer son los siguientes:

  • Necesidad de orinar frecuentemente
  • Orinar en pequeñas dosis
  • Dolor
  • Fiebre
  • Dolor lumbar
  • Puede darse tan solo uno o dos síntomas, y hay veces que la persona ni siquiera sabe que tiene dicha infección.

PREVENCION
Existen unas medidas preventivas generales como las que citamos a continuación:

  • Vaciar la vejiga completamente.
  • Limpiarse de adelante hacia atrás.
  • Beber mucha cantidad de líquidos.
  • No tener humedad en la zona pélvica.
  • Mantener una buena higiene íntima .
  • El uso de productos con extracto de arándanos y consumo de lácteos con probióticos.

A su vez, como medidas preventivas para reducir la frecuencia de infecciones urinarias tras las relaciones sexuales se recomienda:

  • Lavado genital únicamente externo, antes y después del coito.
  • Orinar inmediatamente después ante la posibilidad de que hayan entrado algunas bacterias.
  • Uso de lubricantes sexuales antes de las relaciones en el caso de mujeres menopáusicas.

Fuente: reproduccionasistida.org

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *