Donación de Óvulos

Gran Bretaña busca ideas para impulsar donación de óvulos y semen

Gran Bretaña lanzó el lunes una consulta pública para ayudar a las autoridades a decidir si las personas que donan óvulos y espermatozoides a las clínicas de fertilidad deberían recibir pagos como compensación y, en caso afirmativo, de cuánto debería ser esa retribución.

Un cuestionario en internet diseñado por la Autoridad de Fertilización Humana y Embriología (HFEA) también consulta sobre perspectivas referidas a la donación de óvulos y semen dentro de las familias -como entre primos, hermanos, y madres e hijas- y sobre la cantidad de familias a las que a un mismo donante de semen u óvulos debería permitírsele ayudar.

Los expertos en fertilidad advirtieron recientemente que la drástica falta de donantes de esperma en Gran Bretaña implica que cada vez más mujeres resuelven importar semen del exterior o usar kits de inseminación caseros comprados en internet.

Muchos especialistas creen que un cambio en la ley británica en el 2005, que removió el derecho al anonimato para el donante, fue el desencadenante de la aguda reducción en la cantidad de donaciones.

Un estudio publicado la semana pasada reveló que los niños concebidos a través de una donación que entran en contacto con sus padres biológicos no se verían negativamente afectados. También halló que la mayoría de los donantes que entran en contacto con sus hijos reportan experiencias positivas.

El pago por la donación de tejidos u órganos no está permitido por la ley europea, pero la entrega de dinero por gastos y compensaciones por inconvenientes y pérdidas de ganancias sí está autorizada.

Las autoridades británicas actualmente reembolsan los gastos de los donantes, pero no les pagan una compensación por inconvenientes, y la HFEA señala que las clínicas de fertilidad están informando que algunos donantes terminan perdiendo dinero.

En cambio, en España, que suele ser mencionada como un ejemplo en cuanto al éxito de las donaciones para tratamientos de fertilidad, ofrece una suma de 900 euros como compensación por la donación de óvulos y de 45 euros por cada muestra de semen válida producida, más allá de los gastos acarreados.

En Dinamarca, los donantes de esperma reciben entre 50 y 150 euros por realizarse pruebas, por el tiempo destinado y los gastos de viaje.

«Queremos estar seguros de que tenemos las mejores políticas en vigencia para que no haya barreras innecesarias en el camino de quienes desean donar, mientras protegemos a aquellos que nacen como resultado de una donación», dijo Lisa Jardine, jefa de la HFEA.

«La donación de semen y óvulos es un acto generoso y los donantes han ayudado a muchos miles de personas a cumplir su sueño de tener un hijo», añadió la funcionaria.

Jardine indicó que los expertos de la HFEA considerarán la evidencia de otros países, además de las perspectivas del público antes de aplicar cualquier cambio.

En cuanto a las donaciones dentro de las familias, entre lo que se incluyen diferentes tipos de relaciones, la HFEA está consultado la opinión sobre si todas las donaciones intrafamiliares son aceptables, o si algunas generarían problemas éticos o sociales.

Por ejemplo, en el caso de que una hija done óvulos a su madre, el bebé resultante sería biológicamente su hijo/a y socialmente, su hermano/a.

«Queremos oír una serie de perspectivas tanto de las personas directamente afectadas como de aquellos interesados en estos temas», indicó la HFEA en un comunicado. La consulta estará vigente hasta abril y las decisiones se tomarán durante un encuentro de la entidad en julio.

Fuente: Kate Kelland / Público

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *