Estudio busca derribar mito del estrés en fertilización in vitro

Las mujeres que tratan de concebir a través de una fertilización in vitro (FIV) u otras técnicas de reproducción asistida no tienen menos posibilidades de éxito si están emocionalmente angustiadas, según un análisis a gran escala publicado el viernes.

En una revisión de datos que cubrió a más de 3.500 mujeres sometidas a FIV y otros tratamientos de fertilidad, expertos británicos no hallaron diferencia en las tasas de éxito del embarazo entre las mujeres estresadas o angustiadas y aquellas que no lo estaban.

“Estos hallazgos deberían dejar tranquilas a las mujeres de que la angustia emocional causada por los problemas de fertilidad y otros eventos de la vida que acontecen durante el tratamiento no comprometerán sus posibilidades de quedar embarazadas”, dijo Jacky Boivin, de la escuela de psicología de la Cardiff University, quien dirigió el estudio.

La infertilidad es un problema mundial que afecta a entre el 9 y el 15 por ciento de la población en edad reproductiva, señalan los expertos. Más de la mitad de los afectados buscará asesoramiento médico con la esperanza de lograr ser padre.

La FIV consiste en la fecundación de un óvulo con un espermatozoide en un laboratorio antes de implantar el embrión en el útero femenino, y puede costar al paciente varios miles de dólares.

Muchas mujeres infértiles creen que la angustia emocional es un factor que influye en la imposibilidad de gestar naturalmente o en el fracaso de los tratamientos de fertilidad.

Pero el equipo de Boivin, cuyo trabajo fue publicado en British Medical Journal, indicó que esa perspectiva se basaba fundamentalmente en evidencia anecdótica y en mitos sobre la fertilidad como “relájate y quedarás embarazada”.

A través de una revisión amplia conocida como meta-análisis, los investigadores observaron datos de 14 estudios que incluyeron a 3.583 mujeres infértiles de Estados Unidos, Australia, Gran Bretaña, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Suecia, Turquía y otros países, que se sometieron a un tratamiento de fertilidad.

Se evaluó en las mujeres la ansiedad y el estrés antes del tratamiento, y el equipo de Boivin comparó la información de las mujeres que lograron quedar embarazadas y las que no.

Los resultados mostraron que la angustia emocional no estaba asociada con el éxito o no del tratamiento, dijo Boivin.

Fuente: Kate Kelland / Ana Laura Mitidieri / Reuters

Google+

Deja un Comentario

pinchopin gestiona y mantiene este blog