Leyes

los funcionarios vascos que opten por la gestación subrogada disfrutaran de baja por maternidad

Incorporada de pleno al debate político y social, la gestación subrogada se ha colado también en la agenda del Ejecutivo de Iñigo Urkullu. Así, el Gobierno Vasco anunció ayer que reconocerá los permisos a los empleados públicos que sean padres o madres a través de los conocidos como vientres de alquiler. Lakua ha emitido una instrucción para que las personas que trabajan en la Administración General de Euskadi y opten por la gestación subrogada puedan disfrutar, a partir de ahora, de los mismos derechos que quienes elijan la adopción, el acogimiento o el parto convencional. El Gobierno Vasco ya reconoció en 2016 permisos por gestación subrogada a dos trabajadoras de la Administración.

La maternidad subrogada es una técnica de reproducción asistida que consiste en que una mujer, de común acuerdo con una persona o pareja, acepta que le transfieran a su útero un embrión previamente engendrado por esa otra persona o pareja, con el fin de quedar embarazada y, posteriormente, entregarles el bebé. Lakua sigue así la estela de la Generatitat de Catalunya que en enero se convirtió en la primera comunidad autónoma que regularizó esta técnica prohibida en España. Sin embargo a pesar de la prohibición, numerosas familias se desplazan a los países donde está permitido para tener descendencia.

La medida afecta a los aproximadamente 7.000 empleados de Lakua, aunque se pretende extenderla a todo el sector público. “Creemos que sería positivo extenderla y trabajaremos para que sea posible. Nuestro objetivo es ayudar a quienes deciden dar el paso para ser padres y madres. En este sentido, la ampliación de los permisos de maternidad y paternidad será una importante ayuda”, explicó ayer el portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka.

Erkoreka matizó que con la aprobación de esta medida, el Ejecutivo vasco “no pretende tomar posición” en el debate sobre la conveniencia de legalizar o no esta práctica, sino que solo trata de “igualar derechos y facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar de las personas que han tenido un hijo mediante este procedimiento”.

Erkoreka reconoció que, con independencia de cuál sea su actual regulación jurídica, “esta es una realidad que ya está sobre la mesa”, por lo que es necesario dar una respuesta a las personas que han recurrido a la gestación subrogada. Respecto al fondo del debate, afirmó que cualquier cambio que pueda realizarse en la legislación “debe estar precedido por una reflexión profunda y sustentado en un consenso amplio”.

SENTENCIA DEL SUPREMO De hecho, en España, hace dos meses la Seguridad Social incorporó la gestación subrogada entre las posibles causas para recibir una baja por tener hijos, todo ello después de que el Tribunal Supremo lo validara en una sentencia. Además, aunque en el Estado no esté permitida la maternidad subrogada, sí que se puede inscribir en el registro con los nombres de los padres biológicos a los bebés que dan a luz mujeres contratadas en el extranjero.

La instrucción emitida por el Gobierno Vasco lo que hace es equiparar a padres y madres a la hora de solicitar los permisos para dar cabida a los nuevos modelos de familia presentes en la sociedad actual.

En el caso del permiso por nueva maternidad o paternidad, las 18 semanas actuales se podrán ampliar en otras dos semanas, en el caso de que el parto, la adopción, el acogimiento o la gestación subrogada sea múltiple o de menores que padezcan algún tipo de discapacidad. Por lo que se refiere al permiso por lactancia, este incluirá la reducción de una hora diaria de la jornada laboral habitual en concepto de lactancia o cuidado de bebés menores de un año.

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *