ActualidadEsterilidad/Fertilidad

La tasa de embarazo en una mujer con más de 40 años se queda en un 20%

Las tasas de embarazo en una mujer menor de 35 años están en un 50%; con más de 40 años se quedan en un 20%. Por ello, es importante concienciar a la población de que cuanto antes se inicien los tratamientos, se obtendrán mejores tasas de embarazo y la calidad de los óvulos será mayor”.

Y es que, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), Andalucía ha pasado de tener una tasa bruta de natalidad de 20,07 nacimientos por cada mil habitantes en 1975 a 8,85 en 2017. Este último año se registró el nacimiento de 7.954 niños de madres residentes en la provincia de Granada, la cifra más baja desde 1975[1]. “Las técnicas de reproducción asistida intentan que las mujeres que quieren tener hijos puedan cumplir su objetivo. En España, casi el 9% de los nacidos en 2016 proviene de técnicas de reproducción, y este porcentaje aumenta cada año”. El doctor Martínez Navarro ha asegurado que “el retraso de la maternidad –uno de los temas protagonistas de la jornada– afecta negativamente a las tasas de embarazo, ya que provoca que la calidad ovocitaria se vea deteriorada e impida conseguir un embarazo de manera natural”. En esta línea, ha insistido en la necesidad de concienciar a la sociedad sobre la importancia que tiene la edad en el proceso de gestación.

Así pues, la edad es determinante cuando se habla de fertilidad, pero tan determinante es la edad de la mujer como la del hombre. Durante las jornadas también se ha puesto en relieve el papel de la infertilidad masculina que, según el coordinador del foro, “tiene el 50% del protagonismo. De hecho, no se somete a pruebas invasivas ni a ningún tipo de tratamiento a la mujer hasta que no se haya estudiado primeramente al varón”. En este sentido, el Dr. Martínez Navarro ha destacado que “el embrión y los factores endometriales son los componentes fundamentales de toda técnica de reproducción asistida, por lo que resulta imprescindible realizar un estudio previo que permita prever si las condiciones son las adecuadas para que el embrión pueda implantarse”.

 

Fuente: https://www.medicina21.com/Notas_de_Prensa-V12746.html

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *