Fecundación in vitroMaternidad

Los bebés nacidos por FIV suelen ser más altos que los de parto natural

Los bebés nacidos por fecundación in vitro (FIV) son propensos a ser más altos que los niños de parto natural, según un nuevo estudio realizado por científicos neozelandeses y publicado hoy por la prensa local.

El equipo de investigadores del Instituto Liggins de la Universidad de Auckland halló que los pequeños concebidos a partir de embriones frescos -no congelados- son de media 2,6 centímetros más altos que los otros al cumplir los seis años.

Los expertos analizaron a unos 200 sujetos y afirman que la diferencia en estatura es significativa incluso después de ajustar variables como la altura de los padres, y el fenómeno es más llamativo en niñas que en niños.

«A estas alturas, todavía no sabemos cuál es el catalizador», indicó el director del Instituto Liggins, Wayne Cutfield.

Cutfield señaló que, al parecer, los bebés nacidos por FIV tienen un perfil hormonal distinto al resto, posiblemente causado por los fármacos que debe tomar la madre para provocar la ovulación o el medio de cultivo en el que el deben desarrollarse durante 26 horas los embriones antes de ser introducidos en la matriz.

Otra opción es que los médicos simplemente eligen los embriones de mayor tamaño para que tengan más posibilidades de sobrevivir al proceso.

Fuente: ABC

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *