Esterilidad/FertilidadFecundación in vitroFertilidad

Fertilidad amenazada por químicos

Algunos químicos que son utilizados en artículos de consumo diario podrían estar reduciendo la fertilidad en las mujeres, según un estudio realizado por investigadores de Estados Unidos.

La investigación, cuyos resultados aparecen en la publicación Human Reproduction, midió los niveles de químicos perfluorados (PFC, por sus siglas en inglés) en la sangre de 1.240 mujeres de Dinamarca.

A las que tenían altos niveles de la sustancia en su sangre les tomó más tiempo quedar embarazadas.

Los PFC son muy útiles en la industria porque son resistentes al calor y tienen la habilidad de repeler agua y aceite. Habitualmente se usan para empaquetar alimentos, como superficie anti-manchas en alfombras, muebles y pinturas, y en tratamientos anti-adherencia en utensilios de cocina.

Sin embargo, su alta concentración ha sido vinculada a daños en los órganos de animales y, dado que son persistentes en el medio ambiente, pueden acumularse en el cuerpo por un largo tiempo.

Los investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles analizaron las muestras de sangre tomadas durante la primer visita prenatal. Luego entrevistaron a las mujeres sobre si el embarazo había sido planificado y qué tiempo les tomó quedar en cinta.

Los niveles del químico oscilaron entre 6,4 nanogramos por mililitro de sangre -un nanogramo es el equivalente a la milmillonésima parte de un gramo- a 106,4 nanogramos por mililitro.

Cuando las mujeres fueron divididas en cuatro grupos según estos niveles, los investigadores hallaron que aquellas que tardaron más de un año en embarazarse o debieron recurrir a la fertilización In Vitro (IVF) tenían los niveles altos de PFC en la sangre.

Un ligero vínculo
La doctora Chunyuan Fei, una de las investigadoras, dijo que estudios previos habían sugerido que los PFC podían impactar en el crecimiento de los bebés en el útero.

Fei agregó que muchas de las mujeres en el grupo con mayores niveles de PFC tenían problemas con ciclos irregulares menstruales y que la razón podría ser la interferencia con las hormonas.

El profesor Jorn Olse, que dirigió el estudio, indicó que el equipo espera ahora que investigaciones adicionales confirmen el vínculo entre problemas de fertilidad y los PFC.

Tony Rutherord, director de la Sociedad Británica de Fertilidad dijo que los hallazgos son “interesantes”.

“Esta investigación muestra un ligero vínculo entre el retraso de la concepción entre mujeres con altos niveles de dos químicos perfluorados de uso común.

“Es un hallazgo importante y ciertamente requiere de mayor investigación detallada, particularmente entre aquellos que buscan ampliar su familia”, agregó el experto.

Fuente: BBC Mundo

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *