Fecundación in vitroFertilidadReproducción Asistida

Aumenta el uso de la reproducción asistida

human-reproductionCada vez nacen más niños gracias a las técnicas de reproducción asistida. Esa es la principal conclusión de un informe global sobre estos procedimientos que se publica esta semana en las páginas de la revista Human Reproduction.

Según sus datos, el empleo de estas técnicas no ha dejado de crecer. Así, entre 2000 y 2002 -el último año del que el documento tiene estimaciones- los procedimientos de reproducción asistida se incrementaron en más de un 25%. Las cifras hablan de que entre 219.000 y 246.000 niños nacieron por alguna de estas técnicas en esa fecha.

Los autores de esta investigación, miembros del Comité Internacional para la Supervisión de la Tecnología de la Reproducción Asistida, han tenido en cuenta datos de 1.563 clínicas de 53 países del mundo.

«Nuestro trabajo aporta una visión general de esta práctica en el mundo […] y permite hacer comparaciones entre países y regiones, además de un análisis de las tendencias al comparar los datos con los de informes previos», explican en la revista médica estos investigadores que, pese a todo, reconocen que apenas han podido conseguir datos fiables de extensas zonas de Asia, África u Oceanía, y, para ellos, han tenido que utilizar estimaciones.

Diferencias entre países
Entre otros resultados relevantes, en su informe han detectado importantes diferencias en la disponibilidad y la calidad de las técnicas de reproducción asistida.

«Hay varias razones para esto, como las tasas de fertilidad, la edad de las mujeres o la economía nacional, pero la más importante es, sin duda, las grandes desigualdades que existen en el acceso a los sistemas sanitarios y a las técnicas de reproducción asistida», comentan los investigadores.

El estudio también ha puesto de manifiesto un aumento del empleo de las inyecciones intracitoplasmáticas de esperma (se introduce un espermatozoide directamente en el óvulo) frente a la habitual fecundación in vitro. «No sabemos el porqué de esta tendencia, ya que no se ha demostrado que [la primera técnica] mejore los resultados en el tratamiento del trastorno no causado por hombres infértiles», explican los autores.

La disminución del número de embriones que se transfiere al vientre materno en cada intento de reproducción es otra de las novedades que aporta este informe mundial. Lo más relevante de este punto, destacan los investigadores, es que las tasas de embarazo y parto no sólo no han caído por esta reducción, sino que «han crecido tanto con embriones frescos como congelados».

En relación con este dato está el hecho de que también hayan disminuido ligeramente los partos múltiples en casi todo el mundo (en Latinoamérica el 14,6% de los bebés nacidos por reproducción asistida fueron trillizos).

El presidente de la Federación Internacional de Sociedades de Fertilidad, Basil Tarlatzis, ha manifestado su satisfacción por el aumento del empleo de estas técnicas y ha añadido que el organismo que preside «apoya la tendencia [observada] de reducir el número de embriones transferidos».

Fuente: Cristina G. Lucio / Madri+D

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *